Algunas veces nosotros mismos no nos permitimos lograr nuestra plenitud, al limitar nuestro despliegue hacia la realidad y hacia los demás, al creer que no somos capaces de hacer grandes cosas. En este video, segunda parte de un hermoso cortometraje, se nos muestra de manera radical como hasta las limitaciones que creemos invalidantes e insuperables, con el esfuerzo y la convicción pueden ser superadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s